Crónica de la segunda jornada de preliminares de 2020

Una noche variopinta con actuaciones para todos los gustos.

Crónica de la segunda jornada de preliminares de 2020

El nivel de la noche, a priori, no era tan alto como el de la primera jornada y, aun así, el público disfrutó de las actuaciones del López. Ir con menos pretensiones al teatro es lo que tiene: que casi todo te sorprende para bien. Anoche volaron las pistolas, espadas y lanzas. Literalmente. Todo vale por conseguir un puesto en la disputada siguiente fase.

Las Polichinelas

El duelo estaba servido, Las Polichinelas lanzaban el guante y el público lo recogió a pesar de ser las primeras de la noche. Este grupo demuestra que sabe cantar y defender actuaciones. Presentaban a una cazarrecompensas del oeste. Llama la atención que no tienen ni un momento para respirar desde que empieza el popurrí: trepidante el ritmo que llevan este año. Arrancaron las risas del público en varios puntos de la actuación, desde cuplés hasta el final del popurrí. Abrir la segunda noche no es lo mismo que hacerlo la primera… pero es parecido. Las Polichinelas se encontraron con un teatro que presentaba algunas calvas> pero supieron llevarse a los presentes a su terreno con buen hacer. La experiencia es un grado y da gusto ver cómo Las Polis saben evolucionar y crecer al ritmo que les pide su trayectoria en el Concurso.

20 DCopas

Cualquiera que las viera antes de subir a cantar en cualquier lugar del teatro ya se tenía que reír. Esta Jacinta Gala, la versión pacense de Paquita Salas, llegó al López en segunda posición. Son representantes de actores extremeñas. El concepto es gracioso si has visto la serie de los Javis aunque quizá pudiera ser difuso para quienes no son seguidores: daba igual. Las 20 D’Copas defendieron la actuación con sus mejores armas, mucha cara dura y compromiso social. El segundo pasodoble conseguía erizar la piel de muchos: este grupo ha conseguido que se adapten las actuaciones de las murgas para personas con discapacidades visuales y auditivas. Pedían que si ellas algún día dejan de venir a cantar, el resto de murgueros siguieran defendiendo su causa. No se puede decir que no tengan claro cuál es su línea, su estilo. Aún hay margen de mejora pero, esperemos, también 20 DCopas para rato.

A contragolpe

Soy gruía free tour, deja que te muestre muchos monumentos… y los enseñaron, vaya que sí. Monumentos y muchas cartas que jugar en el Concurso, porque A Contragolpe viene a jugar. Vamos, su especialidad. Están dentro de la línea que suelen llevar: la de dar al espectador una de cal con la crítica de sus pasodobles y una de arena con un popurrí muy gracioso. Ayer ellos fueron los que arrancaron el primer aplauso unánime de la noche con un primer pasodoble dedicado a un abuelo con alzheimer. Luego cambiaban de tercio y conseguían que los presentes carcajearan. Los punteos de esta murga son algo digno de mención (de manos de Alberto Silva, guitarra que salió por segunda noche seguida a las tablas ya que sale también en La Castafiore). A Contragolpe cumple años en el Concurso y trae buenas credenciales para pelear por todo lo que quieran.

Murguer Queen

Las Murguer Queen traían un tipo sencillo pero efectivo: de día de campo. Podría ser San Isidro o cualquier otra dehesa la que nos presentaban, pero la estampa la conocemos bien todos los pacenses: la abuela, la que enciende la barbacoa, el de los helados… todos estaban presentes y la mayoría tenían un referencia a lo largo de la actuación. Cuidaron mucho los detalles. Desde que salieron de las bambalinas disfrutaron mucho, se notó. Especialmente sensibilizadas con la lucha contra el autismo, dedicaron a ello el primer pasodoble (pancarta reivindicativa incluída). Quizá no encontraron en el público la respuesta que buscaban pero no se puede negar que el cambio con respecto al año pasado es notable.

CHIRIGOTA LAntigua

O lo que es lo mismo, Pa 4 días. Desvelado el misterio de ese famosísimo grupo que venía desde Mérida a concursar con nosotros. El aniversario de Pa 4 Días en el Carnaval viene marcado por una actuación que, seguro, les debe estar haciendo reírse en el local de ensayo desde hace meses: han conseguido engañar a toda una ciudad. La puesta en escena, espectacular. Los soldados en formación y una enorme cuadriga presidían el escenario para, segundos después, descubrir las caras que todos conocíamos cantando una presentación que sonaba muy bien. Humor de principio a fin y el público, claro, entregado. Pa 4 Días suena a murga de las de toda la vida, de sabor a clásico. Llevan ya un par de años enseñando los dientes y queriendo pasar de ronda, ¿será este el año en el que lo consigan? Ellos, desde luego, venían con todo.

Al Maridi

Los de Inditex (así se llaman este año) nos devolvían al oeste para terminar la noche tal y como la empezamos. Eran 15 componentes los que cantaban pero parecían muchos, muchísimos más. Su presentación ya te hacía presagiar que traían artillería pesada para revalidar el título de campeones, aun en su poder. Los temas, como siempre, conjugaban crítica (hasta se cansaban de tener que cantar otra vez a las comparsas y las denuncias que tienen por ensayar) y humor. Su juego de voces ya no sorprende, pero agrada. Al Maridi dio un golpe en la mesa anoche, viene a por todas y seguro que se guardan ases en la manga para las fases venideras.

Noticias relacionadas

Comparte