Disfraces de carnaval: mini-guía de cómo adquirirlos en Badajoz

Disfraces de carnaval: mini-guía de cómo adquirirlos en Badajoz

Cuando aún estamos con los polvorones pegados a la garganta, y recién llegadas las rebajas y la cuesta de Enero, los menos previsores han de plantearse ya qué disfraz van a lucir estos carnavales. Aunque tradicionalmente los disfraces son confeccionados por las madres, y dudamos que algún día esta tradición cambie, no todos pueden disponer de esta ayuda y han de optar por comprarse un traje ya hecho. Además, algunos complementos son complicados de hacer en casa, y no queda otra que adquirirlos en alguna tienda.

Si se viene de fuera la situación es similar. Quienes nos visitan por primera vez pueden sentirse un poco desorientados (¿a quién no le han preguntado si realmente es necesario salir disfrazado en Badajoz?), y seguramente se presenten en carnavales sin un disfraz. Aunque muchos hoteles cuentan con un servicio de alquiler de disfraces, quizá éstos no sean del gusto de los visitantes y se tengan que adquirirlos en algún comercio de la ciudad.

Carnavales 2004 En Badajoz conviven tiendas clásicas, como la veterana Casa Espada (C/ San Juan 20), que supera el siglo de vida, con otras más modernas, como la nueva tienda de Artifes en la calle Manuel Saldaña. Adquirir disfraces y complementos en cualquier juguetería de la ciudad se convierte también en un juego de niños, puesto que la práctica totalidad de estos comercios se dedican, en fechas cercanas al carnaval, a vender todo lo relacionado con estas fiestas. Los grandes centros comerciales, obviamente, también se apuntan al carro, pero esta opción es, de lejos, la menos recomendada: la atención y el trato que se recibe en un comercio más pequeño bien vale el euro (si es que llega a ser tanta la diferencia) que nos ahorramos si nos acercamos a una gran superficie.

Para pequeños complementos y detalles para el disfraz siempre podemos visitar los puestos ambulantes que se reparten por el centro de Badajoz, sobre todo en la Plaza de San Francisco, donde a precios razonables podemos adquirir desde dentaduras de vampiro hasta espadas y pistolas de plástico. En el centro existen, además, multitud de pequeñas tiendas que ofrecen productos similares.

Si queremos salir de la ciudad y conocer otros pueblos de la provincia, la oferta es igualmente amplia. Sin ir más lejos, en Almendralejo se encuentra el que probablemente sea el almacén con más cosas relacionadas con el carnaval de toda la región. Nos referimos a Casa Ángel que, además de vender al por mayor cuenta con una tienda de venta al público en la calle Cantones.

En definitiva, en Badajoz existe toda una "industria" dedicada a suministrarnos todo lo necesario para vestirnos en estas fechas. Desde tiendas de telas especializadas en carnavales, modistas, almacenes, tiendas de fiestas, etc..., el comercio pacense vive sus segundas navidades en febrero. En una ciudad como esta, enamorada de sus carnavales, lo extraño sería lo contrario.

Comparte