Dakipakasa y Los Fantasmas, de fiesta

Crónica y fotos de las dos fiestas celebradas el pasado sábado.

Dakipakasa y Los Fantasmas, de fiesta

A pesar de que el mismo día fueran dos las celebraciones y que el parte meteorológico anunciaba lluvias, las fiestas de Los Fantasmas del Lope y de Dakipakasa fueron un rotundo éxito.

En un agradable ambiente, en la fiesta de Dakipakasa no faltó música, bebida y comida. Varias murgas no quieseron faltar al evento, y algunas se animaron a acompañar a los anfitriones en unos cantes a la guitarra.

Gente de La Galera, Titirimundi, Marwan, Ese Es El Espíritu, Las Nenukas..., anduvieron por la fiesta comiendo y bebiendo. Entre las comparsas, asistieron Wailuku (su local de esayo estaba justo al lado), Caribe, etc. Y, claro, como no, algunos miembros de La Brigada Antiardores.

Dakipakasa cantando con otras murgas en su fiesta de 2008
Dakipakasa cantando con otras murgas en su fiesta de 2008  Dakipakasa cocinando en su fiesta de 2008
 Las chicas de La Galera en la fiesta de Dakipakasa de 2008  Santi, Juanjo, José Mª y Jorge, componentes Dakipakasa, en su fiesta de 2008  Marwan y Titirimundi, en la fiesta de Dakipakasa 2008


En la fiesta de Los Fantasmas del Lope se notó la falta de veteranía de la murga (no en vano, este 2008 ha sido su primer año), y hubo menos asistentes de los esperados. A pesar de ello, en las más de doce horas que duró el evento hubo comida, bebida y diversión a raudales. Y premios: se sortearon dos lotes de ibéricos, uno de los cuales fue degustado allí mismo por decisión del afortunado.

Una gran cantidad de componentes de otra agrupaciones se acercaron: miembros de La Brigada Antiardores, directivos de la FALCAP, Moracantana, Bamboleo, Water Closet, Las Nenukas, etc. Musiquito, a quien la murga quiere hacer una especial mención, guitarra de Los Peleles, estuvo desde las once de la mañana ayudando al grupo. A destacar los gigantescos montaditos los cuales, nos aseguran, serán más grandes, si las leyes de la física no lo impiden, en sucesivas ediciones.



 
 
 
 


Esperamos que en años sucesivos no se solapen dos fiestas en un mismo día.

Comparte