Canal Extremadura, o cómo gestionar pésimamente una crisis

La imagen de la cadena ha sido dañada seriamente por no retransmitir las semifinales en directo.

Canal Extremadura, o cómo gestionar pésimamente una crisis

Ivy Lee
Ivy Lee (Wikipedia)

Ivy Lee, a comienzos del S. XX, ya era consciente de que una instución, empresa u organismo no podía ir en contra de los intereses de sus consumidores y los ciudadanos, o, al menos, no debía expresarlo claramente. Sabía, además, que cuando la imagen ante la sociedad se deterioraba gravemente sólo se podía emplear un arma, la verdad, y se debería huir de toda arrogancia.

 

Probablemente los responsables de Canal Extremadura no conocen nada acerca del padre de las Relaciones Públicas porque, de ser así, no habrían dañado tan gravemente la imagen de la cadena autonómica. Y la han dañado, principalmente, por haber insultado a toda la región relegando a un segundo plano una Fiesta de Interés Turístico Nacional tan mediática.

 

Los motivos del diferido

 

Como ustedes saben, las semifinales del Concurso de Murgas del Carnaval de Badajoz sólo pueden seguirse en diferido por televisión, aunque durante años Canal Extremadura las había retransmitido en directo. ¿Qué motivo les ha llevado este año de celebraciones a tomar tan absurda decisión?

 

La única pista nos ha sido dada por Beatriz Maesso, directora general de Canal Extremadura, en su twitter. En el tuit justifica la decisión debido a que mañana miércoles juegan un partido de fútbol dos equipos extranjeros (A.C. Milán y Arsenal F.C.), y que, por un motivo que se nos escapa, la emisión del mismo provocaría "pausas" (sic) el lunes y el martes. Así que, como el miércoles no quieren que las semifinales se puedan ver en directo, no se podrán ver a su hora ningún día.

 

Si de verdad ese partido ha sido la causa de la decisión, Canal Extremadura debería dar una explicación contundente de por qué lo han hecho. Deberían explicar cuánto ha costado a los extremeños los derechos de retransmisión del mismo, deberían explicar por qué se producirían "pausas" durante la emisión del lunes y el martes, deberían decirnos cuánto se gasta el canal en las emisiones murgueras y cuánto recaudan por las mismas... Deberían, en definitiva, decirnos la verdad, aunque ésta no les dejase en buena situación.

 

Soberbia

 

Al Maridi critica a Canal Extremadura
Final del pasodoble de Al Maridi: "Las semis en la tele, la gente es lo que quiere"

La máxima que indica que no se puede ir en contra de los intereses de tus clientes ha sido ignorada por la cadena, que sabía de sobra que la restransmisión en diferido iba a traer cola. Ayer, todas las murgas pacenses que actuaron en el López de Ayala tuvieron "unas palabras" con Canal Extremadura, algunas bastante duras. Y, como poético castigo, a la cadena no le quedó más remedio que emitirlas. Canal Extremadura se convirtió sin quererlo (aunque lo había buscado) en un medio difusor de las críticas vertidas hacia sí mismo. No hace falta ser un experto para darse cuenta del daño que para su imagen supone esto.

 

Los responsables de la cadena, a sabiendas de que habían tomado una decisión contraria a lo que pedía su audiencia, han demostrado una falta total de empatía y un narcisismo extremo al mantenerse firmes en la misma. Ivy Lee también lo sabía, no hay nada de malo en reconocer públicamente un error, pedir disculpas e intentar enmendarlo; Canal Extremadura ha hecho lo contrario, ha evidenciado una soberbia fuera de todo límite.

 

Boicot

 

Recomendaba ayer la murga Al Maridi a la cadena que no debería "morder nunca la manita de donde luego vas a comer", y no les falta razón. El enfado que una gran parte de la población tiene con el canal autómico ha llevado a que varios grupos de televidentes se organicen para boicotearlo. Aunque se han propuesto varias medidas, son dos las que más éxito han tenido. La primera de las propuestas para devolver el golpe consiste en eliminar Canal Extremadura de cuantos televisores se tenga en casa hasta que, de hacerse, otro año vuelvan a emitir las semifinales en directo.

 

La segunda, más inmediata y directa, propone que no se siga el concurso por Internet a través de la web desde la cual la cadena lo emite, y que se empleen otros medios para hacerlo como BadajozOnline, el Diario Hoy o esta misma página.

 

Es difícil saber si esta afrenta se olvidará pronto o sus efectos se prolongaran en el tiempo. Lo único que se sabe, a día de hoy, es que la mala gestión de la crisis por parte de Canal Extremadura ha enfadado, y mucho, a sus "clientes", al pueblo extremeño. Ivy Lee se tiraría de los pelos.

Noticias relacionadas

Comparte