Marwan, descalificada

Seis segundos han bastado para que el jurado haya expulsado del concurso a la veterana murga.

Marwan, descalificada

Marwan en 2013
Marwan en el López de Ayala

Solo llevábamos un día de concurso, y ya se produjo la primera polémica (y esperemos que sea la única) con una murga. La primera polémica, al menos, que no proviene de algún medio de comunicación que busca vender morbo... Marwan ha sido descalificada.

 

Según nos comentaron ayer integrantes de esta murga, el motivo de la descalificación es que el jurado encontró similitudes entre una parte de su actuación y un cuplé de una chirigota gaditana "puntera" de 2005. Estas similitudes, según nos indicaron, ocurren en solo escasos segundos, aproximadamente cinco.

 

Al margen de que pueda gustarnos o no Marwan, nadie puede poner en duda su calidad como grupo y su buen hacer sobre las tablas. Resulta difícil de creer que una murga que lleva diecisiete años en el Carnaval de Badajoz (con un palmarés digno de elogios) necesite de este tipo de lamentables argucias para sumar más puntos. Y más cuando, el supuesto plagio, consiste en unos pocos segundos de una reconocida chirigota de Cádiz.

 

El grupo piensa recurrir la decisión del jurado, que califican como un "atropello", y llevan toda la mañana preparando un recurso que esperan presentar en las próximas horas.

Coincidencias peligrosas

De los 87 segundos que duraba el cuplé de Marwan, el jurado encontró coincidencias, como hemos indicado, en unos cinco o seis segundos. Coincidencias que, si se buscan, pueden ser encontradas en la totalidad de los cuplés y pasodobles carnavaleros. Sin ir más lejos, en solo dos noches de concurso hemos podido escuchar muchos temas que recuerdan a cuplés de otros años e, incluso, de otras agrupaciones de esta misma edición.

 

Son tal la cantidad de grupos que participan en Badajoz y en Cádiz que resulta prácticamente imposible encontrar música 100x100 original, y más si buscamos similitudes en pequeños fragmentos de las mismas. Que una pequeña porción de un cuplé, simplemente por poder recordar a otro, suponga la total descalificación de una murga es algo que se antoja demasiado exagerado.

 

Desconocemos los motivos por los que el jurado ha decidido catigar a esta murga, pero, por sentido común, parece que han aplicado con demasiado dureza una normativa que debería ser más laxa.

Año nuevo, polémica vieja

Que el plagio ha de ser perseguido y penalizado duramente es algo que nadie pone en duda. Algunas agrupaciones han sido retiradas del concurso por este delito contra el carnaval, delito cuya pena ha sido asumida con honor y deportividad por los miembros de las murgas descalificadas. Por lo general, la copia la realiza el letrista del grupo sin que el conjunto de la murga lo sepa.

 

Sin embargo, otras decisiones del jurado han sido criticadas por su dureza. El año pasado, una interpretación de las normas por parte de Water Closet, y no compartida por el jurazo, hizo que fuesen expulsados del concurso; hace dos años, que un figurante apareciese en escena (cantado brevemente) durante los segundos finales de la despedida de Jarana consiguió que fuesen descalificados.

 

¿Debería la normativa ser tan severa? ¿Deberían los miembros del jurado aplicar una rebaja de puntos ante estos casos en vez de una descalificación total? Quizá. La Comisión de Murgas debería tomar cartas en el asunto e impedir que, debido a un exceso de celo por parte del jurado y una competitividad entre grupos alejada del espíritu del carnaval, el Concurso de Murgas se convirtiese en una merienda de negros donde nunca se sabe por dónde va a venir el siguiente palo.

Noticias relacionadas

Comparte