José María Da Silva, la voz amable del Carnaval

Entrevistamos al periodista más apreciado por los carnavaleros pacenses.

José María Da Silva, la voz amable del Carnaval

José María Da Silva
José María Da Silva (foto de Canal Extremadura)

Apreciado y conocido por la totalidad de los carnavaleros pacenses, José María Da Silva es la voz -y la cara- amable del Carnaval de Badajoz en Canal Extremadura. Este periodista, natural de Badajoz -de San Fernando, barrio carnavalero-, presenta diariamente Cosas que Pasan en Canal Extremadura Radio, y los fines de semana Lusitania Express. Por si fuera poco colabora, en televisión, en las retransmisiones en directo del Concurso de Murgas mostrándonos curiosidades a pie de tablas.

 

Durante la fase preliminar ha sido el encargado de llevarnos, a través de la radio e Internet, el concurso a nuestras casas, y en los últimos años ha presentado el Desfile de Comparsas en Canal Extremadura Televisión.

 

Le preguntamos acerca de sus experiencias durante el Carnaval.

 

PREGUNTA: ¿Qué tal llevas eso de trabajar por la tarde en la radio y por la noche en la televisión?

 

Da Silva: Realmente comienzo a trabajar en la radio por la mañana, es mucho jaleo. Cuando acabo por la tarde en la radio, tengo que ir corriendo al Teatro López de Ayala a que me maquillen para estar listo para la retransmisión de por la noche. Para relajarme un poco, suelo irme a tomar un café al Almírez... Esto no suele gustar mucho a Producción porque se piensan que me he perdido [risas], pero siempre antes de comenzar la emisión ya estoy tras el telón viendo todo lo que pasa en el López.

 

P: ¿Y no cansa tanto ajetreo?

 

DS: Bueno, es que es mucho tiempo, son dos semanas intensas. ¿Sabes dónde noto el cansancio? En la agilidad de ideas cuando estás hablando en directo. Se va agotando "el azúcar" del cerebro y dejas de ser tan ocurrente como los primeros días; además, el cuerpo acumula el cansancio y te deja de funcionar como debería.

 

Pero de lo que estoy cansado de verdad es de comer bocadillos. Dos semanas cenando lo mismo...

 

P: Llevas años llevando el Carnaval de Badajoz a la casa de todos los extremeños, ¿te sientes carnavalero?

 

DS: Sí, sí, claro [risas]. Fíjate, el otro día, andando por el pasillo en la radio me di cuenta de que, sin querer, iba cantando los estribillos de las murgas. Y eso que aún no han comenzado las comparsas, porque se me mete el ritmillo comparsero en el cerebro y no se va de ahí. Tú imagínate lo que cuesta dar otras informaciones más serias y que, en ese momento, se te meta alguna tonadilla carnavalera...

 

P: ¿Alguna anécdota, de este año o de los anteriores, que te haya ocurrido en el teatro?

 

DS: Anécdotas... Tengo mil... Mira, te cuento una de mis primeros años en televisión, en una televisión local, Telefrontera. Me pasé el concurso disfrazado de caperucita roja, ya sabes, con su minifaldita y todo... Pues el día de la final, comenzamos a hacer coñas entre compañeros y a mí me tocó el recibir palmadas en el culo, tanto de chicas como de chicos. Ya cansado de que me tocasen el culo, recibo una nueva palmada, y me doy la vuelta diciendo, medio cabreado, que lo dejasen de una vez...

 

Pues bien, quien me había tocado el culo era Miguel Ángel Rodríguez de la Calle, que también iba disfrazado. Me quedé bastante cortado, pero al final nos pedimos perdón mutuamente, y terminamos charlando entre risas sobre el concurso.

 

P: Te solemos ver por la noche durante todo el Carnaval. Siendo tan conocido, ¿no te acosan?

 

DS: Bueno, realmente me reconocen unos días, mientras dura el Carnaval, y después se olvidan de tu cara. Sí que se nota el cuchicheo ese de entrar en un sitio y que la gente se diga "mira, el de los carnavales", pero al tiempo se olvida. Algunos se acercan a hablar contigo, pero siempre con respeto. La gente de las murgas también me habla mucho, me cantan al oido lo que tenían preparado para otras fases del concurso, me piden opinion,...

 

Además, se portan muy bien contigo. En el teatro, por ejemplo, si se me cae el pinganillo me lo dicen, y todo el mundo colabora en lo que le pides. Estamos en Carnaval, y es una época donde no existe el ridículo, y aunque le digas a la persona más seria del mundo que haga un poco el tonto en la televisión, en estos días se hace sin ningún problema. Se lo agradezco.

 

P: Y, el año pasado, ¿no te dieron "caña"?

 

DS: Bueno, el año pasado cantaron cosas muy duras a Canal Extremadura durante el concurso, mirándonos a nosotros. No es agradable, porque yo soy un trabajador más que no tiene poder de decisión en lo que hace la cadena. En la final, me acerqué a las murgas para decirles que, si no querían hablarnos, que no lo hicieran, pero que nosotros no éramos los culpables de lo que había pasado.

 

P: ¿Cuál crees que ganará la final?

 

DS: Uff, me pones en un compromiso, no lo sé. Solo te puedo decir que, en preliminares, en el teatro se escuchaba el runrun de que iban a ganar Los Espantaperros, porque sorprendió mucho su puesta en escena con esa boca tan enorme. En semifinales la gente también comentaba lo mismo, pero ya parecía que estaban empatados con Los Niños.

 

Sobre el tercer puesto, me decantaría por Los Murallitas o Los 3W, que fueron actuaciones que gustaron mucho y tuvieron una fuerza enorme. Y eso que no han pasado Los Chungos...

 

P: Sí, que no hayan pasado a la final ha sido de lo más comentado...

 

DS: Claro, es que estuvieron geniales, yo me harté de reír con ellos. Personalmente fue uno de los grupos que más me gustaron y no entiendo cómo no llegaron a la final, todo el mundo estaba convencido de que lo iban a hacer. Otro grupo que me gustó mucho fue Los Mirinda con esas bingueras tan graciosas.

 

P: Es que este año, más que nunca, parece que el jurado se ha separado de la afición.

 

DS: Es que hay cosas que no se entienden. Tú fíjate lo que ha pasado con Los Zarigüellas, quedando de nuevo en última posición cuando no se lo merecían, ni mucho menos. Me confieso, como la gran mayoría de gente que fue al teatro, fiel seguidor de esta murga, tenían una letras buenísimas y nos hicieron pasar un rato muy entretenido. Es una de las cosas de este concurso que no se entiende; ojalá pueda hablar con ellos en el Carnaval, mostrarles mi apoyo y contarles que, de verdad, disfruté mucho con ellos.

 

P: Para terminar... ¿Te has podido tomar ya una menta poleo en el teatro?

 

Sabes lo que pasa con la máquina de menta poleo, que la tienen siempre apagada [Risas] . Y, claro, no voy a hacer que la enciendan solo para mí. Así que, como soy una persona a la que no le gusta molestar a nadie, termino diciendo que me pongan lo que tengan más a mano y, claro, siempre es algo que lleva cubitos [Risas].

 

Nota: La imagen que ilustra el artículo ha sido tomada del Twitter de Gloria Durán Pila (@Gloria_dp).

Comparte