Crónica de la I Gran Noche Carnavalera en Los Salesianos

Seis murgas que, a pesar de la mala acústica, hicieron disfrutar al público presente.

Crónica de la I Gran Noche Carnavalera en Los Salesianos

A las nueve y media de la noche daba comienzo lo que sería una velada benéfica carnavalera en el pabellón de deportes del Colegio Salesianos de Badajoz, a la que no faltaron ni los padres de los alumnos ni los propios niños del centro. Un acto en el que seis murgas cantaron lo mejor de su repertorio de este año y algunos incluso se atrevieron a recordar coplas de antiguas actuaciones.

 

Los primeros fueron los bichitos de Ese Es El Espíritu, que con su simpático repertorio y lo que jugaron con los niños que estaban en la primera fila, se metieron al público en el bolsillo. Los Zarigüellas, Dakipakasa, Las Nenukas y Marwan continuaron con una noche en la que se vieron escenas entrañables como las que protagonizaban los niños pidiéndoles chapas a todo murguero que se acercaba. Ya cerca de la una de la madrugada era Al Maridi la encargada de cerrar la noche. Valientes, sin micrófonos, hicieron las delicias del público con una actuación en la que interactuaron con los allí presentes, invitaron a gente del público a cantar con ellos e incluso contaron chistes para animar el ambiente. Una vez acabaron de cantar su actuación y como el público no tenía ganas de acabar la noche recordaron la presentación del año 2011, la Guardia Vaticana.

 

Una noche solidaria en la que quedó patente que no son pocas las personas que quieren seguir disfrutando del Carnaval incluso después de haber enterrado la sardina.

 

Fotografías del evento, por Julián Correa:

 

Noche carnavalera salesianos

Salesianos

Dakipakasa

Nenukas

Marwan

Al Maridi

Noticias relacionadas

Comparte